Colaciones inteligentes: aumenta tu conocimiento sobre nutrición

La buena noticia: casi el 90% de los consumidores leen los datos nutricionales en las etiquetas de los productos[1]. La mala noticia: las personas no siempre entienden los términos importantes en las etiquetas. Elevar el coeficiente nutricional es fundamental para tomar decisiones alimenticias inteligentes y crear hábitos saludables. Por ejemplo, según The International Food Information Council Foundation (La Fundación del Consejo Internacional de Información Alimentaria), casi dos de cada tres personas han oído hablar de la densidad de nutrientes, pero pocos pueden explicar lo que significa. Y aunque muchos consumidores ahora entienden que la proteína es una parte importante de las comidas nutritivas, son menos exigentes cuando se trata de colaciones con proteína.

Primero, revisemos por qué la proteína es indispensable para nuestra dieta diaria. La proteína[2] es un macronutriente esencial que ayuda al funcionamiento adecuado y mantenimiento de nuestro sistema inmunológico y a desarrollar tejidos de músculos, huesos, piel y cabello. Según el estudio “Salud y Envejecimiento”, recientemente publicado en The Journal of Nutrition[3], confirma que los estadounidenses generalmente no comen tanta proteína como se recomienda; la ingesta insuficiente de este macronutriente dificulta que el cuerpo construya y mantenga sus sistemas. La evidencia disponible indica que tanto la calidad, así como la cantidad de proteínas marcan la diferencia en nuestra salud.

La densidad de nutrientes[4] es la cantidad de nutrientes que un producto aporta por porción. Al elegir entre dos alimentos con la misma cantidad de calorías, una elección correcta de alimentos puede proporcionarle a su cuerpo nutrientes importantes como proteínas, fibra, grasas saludables, vitaminas y minerales que necesitamos todos los días. Por el contrario, otra opción puede proporcionar calorías sólo del azúcar y las grasas saturadas, sin otros beneficios nutricionales significativos.

Los refrigerios, a menudo tienen mala reputación porque muchas opciones están cargadas de azúcar, grasas saturadas o sal excesiva. Y la industria alimentaria ha respondido a este desafío con incontables snacks “bajos en azúcar” y “bajos en sodio”, eso no significa que se incrementen los beneficios nutricionales. La siguiente evolución en la búsqueda de colaciones ricas en proteínas (que proporcionan más de 5 gramos de proteína por porción) ha llegado en forma de opciones etiquetadas con proteínas. Es importante tener en cuenta que no todos los refrigerios con proteínas tienen el mismo perfil nutricional y los consumidores pueden terminar con un snack que suena saludable cuando en realidad no lo es.

Uno de los desafíos para encontrar colaciones ricas en proteínas es que, hasta hace poco, no había una herramienta disponible para que los profesionales de la salud o los fabricantes de alimentos determinarán la densidad de nutrientes de los productos proteínicos. Trabajando con un equipo de científicos de Herbalife Nutrition, modificamos un conocido índice de alimentos ricos en nutrientes, creado originalmente por el Dr. Adam Drewnowski, para evaluar el perfil nutricional de los refrigerios ricos en proteínas. En este índice, incluimos nutrientes que comúnmente se consumen de manera inadecuada en la población de los EE. UU. (proteínas, vitaminas A y D, calcio y fibra) y también se consideran nutrientes que se consumen en exceso (azúcar, grasas saturadas y sodio). Después de evaluar más de 150 productos alimenticios ricos en proteínas regularmente consumidos, descubrimos que hay un rango muy amplio de densidad de nutrientes, que varía de un perfil nutricional negativo a uno positivo.

Dada la amplia gama de perfiles nutricionales de los snacks ricos en proteínas, los consumidores deben buscar productos con alta cantidad y calidad de proteínas, vitamina A y D, calcio y fibra, y una baja cantidad de azúcar, grasas saturadas y sodio. En cuanto al conteo de calorías, un refrigerio saludable debe contener entre 100 y 150 calorías para evitar el hambre y mantener la saciedad antes de la próxima comida. Entonces, la siguiente vez que piense comer lo que parece ser un refrigerio rico en proteínas (por ejemplo, un yogurt, batido o barra de proteína), no solo cuente las calorías, sino busque nutrientes clave para tomar una decisión más inteligente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .