Empoderamiento femenino: No tan rosa como parece

El Día Internacional de la Mujer se conmemora este 8 de marzo, desde hace más de un siglo. La reflexión sobre su significado, pertinencia y fuerza ha mutado al paso del tiempo y cobrado diferentes posturas, pero mantiene un objetivo que se ha mantenido inamovible: El aumento de la visibilidad de las mujeres.

Con esta idea en mente, en Victoria 147, la academia de negocios para mujeres fundada por la empresaria mexicana Ana Victoria García, busca posicionar la conversación sobre la relevancia de las mujeres emprendedoras y empresarias de nuestro país. Muchas de ellas han dado un paso al frente en el ámbito de los negocios y aportan con su trabajo, un gran impulso en el camino del empoderamiento femenino.

En 2021, el punto de partida se agudiza con los ojos sobre los proyectos y logros de aquellas mujeres que no solo han roto el techo de cristal, sino que, además, crean una atmosfera completamente nueva con tal de dejar atrás un mundo de limitantes, para conquistar nuevos universos laborales y empresariales que le dan un giro a la realidad que conocían.

Del rechazo al éxito

Diez años atrás, Helena Galván, recién graduada como ingeniera en mecatrónica, asumió el “siguiente paso” después de concluir la educación superior, buscar un empleo. La respuesta con la que se encontró hoy podría sonar escandalosa: “sólo hombres serán aceptados para este empleo”. Sin embargo, fue ese golpe de realidad el que la impulsó a labrarse sus propias oportunidades.

A través de un grupo de colegas, Helena cofundó 330OMHS, una empresa de desarrollo tecnológico y manufactura con un espíritu de impulsar el talento que nació tanto para abrirle a esta emprendedora una puerta laboral, como para ofrecer un laboratorio que sirviera a los estudiantes de ingeniería para hacer prácticas.

“Busqué trabajo en diferentes empresas y me topé con dos trabas importantes: que no tenía experiencia y que no soy hombre. Al ver que no iban a ofrecerme las oportunidades que yo buscaba, comencé a pensar en generar las propias. Desde el principio de este proyecto, hasta ahora, me he topado con varias experiencias tanto buenas como malas, pero lo que más destaco es que cada vez más se elimina el hecho de que las mujeres en la ingeniería seamos una minoría”, precisó.

Ahora como empresaria, su objetivo y el de sus aliados en 330OHMS es crear un acercamiento equitativo a la tecnología, tanto para niñas y niños. “Así como llevar este tema más allá de la percepción del entretenimiento sino al entendido de que la tecnología está presente en cada área de la vida”, concluyó.

Insectos para un futuro mejor

En los próximos 50 años, el planeta necesitará producir más comida que en los últimos 10 mil. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) se calcula que la demanda de proteína animal se duplicará en 2050. Entonces habrá que alimentar a 9 mil millones de personas.

Por lo cual, los nutrientes esenciales para soportar la vida, será un desafío de salud pública y un enigma empresarial, debido al crecimiento del consumo de proteína animal en todo el planeta. Ante este panorama, Carla Blackaller emprendió BeCrickets, una nueva proteína en polvo a base de proteína de grillo y de plantas diseñadas para obtener los máximos beneficios de nutrición, hecha en México.

“En BeCrickets sabemos que es muy importante que los emprendimientos también tengan un impacto social positivo”, mencionó Carla. Además, los emprendimientos requieren de una filosofía donde la unión hace la fuerza. Por ello, puntualizó que trabajan en conjunto con expertos de muchas áreas y todo el tiempo buscan mejorar los procesos.

Asimismo, mencionó que emprender es trabajar ante diferentes retos. “He aprendido que no debemos buscar la perfección. A veces es mejor dar un paso e ir corrigiendo sobre la marcha que nunca hacerlo. Entender que hay subidas y bajadas, pero que todo es parte de lo mismo. Además, como mujeres cuando tenemos una idea en mente, debemos ir por allá; no quedarnos con las ganas y actuar con pasión y empeño”.

El poder de la limpieza ante una pandemia

En 2016 los emprendedores Melina Cruz y Edgar Tello lanzaron Homely, un servicio de limpieza que conecta a trabajadores del hogar con usuarios, quien a través del sitio web o aplicación móvil, puede solicitar un servicio de limpieza en dos modalidades: un servicio bajo demanda y recurrente; o exprés, es decir para recibir el servicio en un lapso no mayor a dos horas.

La historia de estos emprendedores comenzó en Shark Tank y continuó con la incorporación de Melina a Victoria 147, donde recibió mentorías con las que terminó por definir el curso de su plataforma.

“En Homely buscamos que nuestras colaboradoras y colaboradores alcancen la independencia financiera y tengan una inclusión real en la economía moderna, es decir, los llevamos de la mano respecto a temas fiscales, financieros y tecnológicos”, explicó la cofundadora.

Ante el panorama actual, hoy Homely es una solución integral a las necesidades de limpieza y sanitización frente al COVID-19.

Leer es salud

La importancia de saber qué introducimos en nuestro organismo y cuál es su origen es evidente: sin la suficiente información, no hay verdadera libertad de elección.

Para poder llevar una dieta saludable es necesario –además de voluntad– disponer de datos claros y veraces sobre los ingredientes, las características y las propiedades de aquello que comemos ya que, en caso contrario, la voluntad se vuelve miope y las mejores intenciones y propósitos acaban más o menos truncados. Pero no solo eso, hace falta además leer bien las etiquetas.

En ese sentido Mercedes López, pensó en lanzar Saludómetro, una app que actualmente ha sido descargada por más de 15 mil usuarios y que da información precisa sobre la toxicidad de los productos que compramos y consumimos, con la finalidad de que cualquier familia pueda disfrutar de una alimentación saludable.

El análisis de los productos está basado en cuatro aspectos determinantes para poder catalogar un producto como saludable o no: Azúcares, grasas trans y saturadas, sodio y aditivos químicos.

“Empecé sin miedo a emprender, porque de pronto el emprendimiento se despertó en mí. Sé que seguramente muchas emprendedoras se topan con la misma pasión y optimismo sobre su proyecto y así como yo, ellas también deciden seguir adelante”, aseguró Mercedes.

“Después de los primeros pasos y toparme ante la realidad de que todo gran proyecto necesita profesionalización, me quedó claro que el camino para alcanzar mis objetivos fue el de la preparación, y por eso decidí involucrarme mucho más a fondo en cada parte del proceso, pero sobre todo capacitarme tal como hice con los cursos de Victoria 147”, agregó.

Para concluir mencionó que “para transformar la falta de confianza que pueda surgir en cualquier emprendedora, les puedo decir que sí existe en un plan de trabajo con posibilidades de ganar, solo hay que acercarse a expertos que te ayuden a trazar tu propio camino”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .