“El cascanueces y los cuatro reinos”, cinta infantil que cumple

Por Arturo Brum Zarco

El cascanueces y los cuatro reinos es una cinta familiar, con una historia dulce, un mensaje positivo, y mundos mágicos y divertidos. Además, quizá en las mentes más curiosas el filme sea un “trampolín” para que nuevas generaciones conozcan el cuento El cascanueces y el rey de los ratones del escritor Hoffmann y el ballet El cascanueces de Piotr Chaikovski; relatos en los que se basa el largometraje. Dirigida por Lasse Hallstrom y Joe Johnston, El cascanueces y los cuatro reinos es una cinta de aventuras, donde una niña (muy al estilo de películas como Harry Potter o Narnia) entra a un mundo diferente a su realidad en el que habitan seres mágicos como soldados cascanueces, hombres de hielo o de flores, bailarinas de porcelana y ratones traviesos y algo peligrosos, entre otros. Un lugar que tiene un castillo con una arquitectura que se asemeja a la grandes construcciones de los antiguos zares de Rusia.

En ese sentido, el filme respeta los nombres originales del cuento de Hoffman y combina la ficción con el ballet de Chaikovski, esto por medio de una nueva historia que toca temas como el amor a uno mismo, valores familiares, el respeto a otro y, sobre todo, la aceptación de la muerte. Si bien estos tópicos no los aborda con profundidad (es una cinta infantil de Disney, tampoco lo exijan), es un buen ejercicio para iniciar conversaciones con los niños sobre temas que son necesarios para a veces complicados; como la muerte.

Es víspera de Navidad, es la primera vez que la familia Stahlbaum, un padre con sus dos hijas e hijo, pasarán esa fecha sin su madre, quien acaba de fallecer. En cada uno hay un sentimiento de tristeza y desasosiego, pero el padre de familia quiere festejar lo más normal posible.

Su hija más pequeña, Clara (Mackenzie Foy), una niña que ama la ciencia y construir cosas, no entiende porque deben celebrar. Antes de morir, la madre les dejó a cada unos de sus hijos unos regalos, a Clara le dio un pequeño artefacto que necesita una llave especial para abrirlo; pero la niña no encuentra la llave. Los cuatro se dirigen a la fiesta que cada año hace el señor Drosselmeyer (Morgan Freeman) padrino de los niños y quien crió a la madre de estos. Drosselmeyer es un constructor a quien le encanta crear juguetes. El regalo que le da a Clara es la puerta para entrar a un mundo de fantasía donde está la llave. Ahí encontrará que ese lugar se divide en cuatro reinos y que uno de ellos quiere dominar a los demás.

Clara iniciará unas aventuras, en las que gracias a su ingenio intentará resolver los problemas de los reinos. El reparto lo completan Keira Knightley, Helen Mirren, Eugenio Derbez y la bailarina Misty Copeland, quien nos regala una hermosa coreografía, que es lo mejor de la cinta.

La película exagera en efectos por computadora y por momentos es larga y algo tediosa, sin embargo, al final es un ejercicio que logra su objetivo e invita al espectador a conocer los mundos de donde se basa El cascanueces y los cuatro reinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s